text.skipToContent text.skipToNavigation

¿Qué es un módem?

What is a Modem?

 

Hoy en día no solo usamos la Internet, dependemos de ella. Cuando la conexión es lenta, o peor, inexistente, tu día completo se puede arruinar. Pero, ¿te detuviste alguna vez a pensar sobre cómo funciona esa conexión? Desde el router Wi-Fi a los dispositivos móviles, los componentes que conforman tu red hogareña hablan diferentes lenguajes digitales, pero tu modem es el traductor. Toma las señales que provienen de tu Proveedor de servicios de Internet (o ISP, por sus siglas en inglés) y las traduce en una conexión a Internet para que transmita tu router Wi-Fi. En un nivel básico, tu modem te da acceso a la Web, pero además puede hacer una gran diferencia en la eficiencia de la Wi-Fi de tu hogar.

Cómo funciona un Modem

El modem recibe información de tu ISP a través de las líneas telefónicas, fibra óptica o cable coaxil en tu hogar (dependiendo de tu proveedor del servicio) y lo convierte en una señal digital. El trabajo del router es enviar esa señal a los dispositivos conectados, ya sea mediante los cables Ethernet o Wi-Fi, para que todos tus dispositivos se puedan conectar y acceder a Internet. Tu router e ISP no se pueden comunicar en forma directa ya que hablan diferentes lenguajes o, mejor dicho, transmiten diferentes tipos de señales, lo cual hace que el rol de traductor del modem sea tan importante.

Porqué deberías comprar tu propio Modem

Tu ISP te proveerá un modem cuando te suscribís a sus servicios, pero este modem no es gratuito. Se te alquila por hasta USD 10 por mes, y este costo está disimulado entre los miles de cargos enumerados en tu factura.

Durante el transcurso de un año, esta tarifa puede sumar hasta Usd 120, más caro que comprar tu propio modem. Si utilizas el mismo ISP de un año a otro, no solo vas a recuperar el costo de comprar un modem, pero además te ahorrarás el dinero de futuras tarifas de alquiler.

Cable, DSL o Fibra

Hay tres tipos de módems (cable, DSL y Fibra) que operan mediante diferentes medios de cables dependiendo de tu ISP (proveedor de servicios de internet). Los módems de cable son los más prevalentes en la venta minorista, pero no encontrarás productos basados en fibra en las tiendas. Los servicios como Verizon FiOS y AT&T U-verse requieren que los usuarios usen dispositivos únicos para sus respectivos servicios. Cuando compras un modem de cable o de DSL, asegúrate de comprar el tipo de modem adecuado para tu servicio, y asegúrate de que sea compatible con las velocidades de descarga y subida que adquieres de tu ISP. Si tu modem no es compatible con las velocidades de tu servicio, creará un cuello de botella que resultará en una conexión lenta o con interrupciones. Esto es un inconveniente para cualquier usuario Wi-Fi, pero es especialmente frustrante para los streamers o gamers, que dependen de una conexión a Wi-Fi estable.

La velocidad de descarga (o downstream) denota qué tan rápido llegan los datos a tu hogar cuando estás realizando cosas como hacer streaming de películas en Netflix. La velocidad de subida (o upstream) representa qué tan rápido podés enviar datos a los servicios de Internet, como cuando subís fotos a Facebook. Los ISP pueden listar las velocidades de descarga y subida como dos números, como por ejemplo 300/20 Megabits por segundo (Mbps). La velocidad de descarga es siempre el número más alto, y por lo general se enumera primero. Aunque, en algunos casos, es el único número listado.

Mejor tecnología en los módems

Desafortunadamente, los ISP no siempre alquilan sus módems más actualizados. De hecho, y de acuerdo con una encuesta de 1000 hogares en los Estados Unidos, se descubrió que la mayoría de los estadounidenses con módems de cable desconocían si sus módems eran suficientes para su velocidad de ancho de banda o no.

Comprar tu propio modem te permite usar la última y más eficiente tecnología. Digamos que te actualizaste a una conexión más veloz con tu ISP, pero tus videos en YouTube se siguen viendo cortados. Un modem actualizado que esté a la par de tu servicio de banda ancha y tu router Wi-Fi te asegurarán que obtengas las velocidades de conexión más rápidas por las que estés pagando.

Si además están buscando en el mercado un router Wi-Fi nuevo, considerá adquirir un combo de modem y router. Estos routers integran un modem en un dispositivo conveniente, para que tengas menos cables por los que preocuparte. Los modem-routers también ofrecen una interfaz de usuario intuitiva, que te permite administrar tu red, incluyendo los parámetros de seguridad y prioridad de dispositivos, desde cualquier lugar.

We Recommend