text.skipToContent text.skipToNavigation

Tips de Wi-Fi para cuando se viaja al exterior

Wi-Fi travel tips

 

En 2014, la Wi-Fi Alliance informó que alrededor del 71 % de las comunicaciones móviles ocurre mediante Wi-Fi, es un montón de FaceTime, toneladas de e-mails y muchos Snapchats. Es difícil romper su adicción al teléfono solo porque está viajando, pero puede recibir una poco placentera y gran factura si no planea con cuidado. Aquí tiene algunas claves para mantener los costos bajos mientras usa su teléfono en el exterior.

Actualice su paquete internacional

Antes de armar sus valijas, comuníquese con el proveedor de su servicio de telefonía para asegurarse de que su teléfono funcionará en el exterior y, de ser necesario, añadir un plan internacional a su servicio. Chequee las ofertas, como mensajes de textos internacionales gratis, llamadas a centavos por minuto o algunos gigas asignados a los servicios de datos internacionales. Si un plan exterior no es técnicamente posible o simplemente no entra en el presupuesto, busque exactamente cuánto se le cobrará por minuto si recibe una llamada en el exterior, y asegúrese de desactivar el roaming de datos internacional de su smartphone ni bien llegue a su destino.

Tarjetas SIM y aplicaciones

Si ha cambiado los ajustes de su teléfono para permitir múltiples compañías telefónicas (o "desbloqueado" su teléfono), escoja una tarjeta SIM extranjera cuando llegue al aeropuerto. Cambiar la SIM le permitirá configurar un número de teléfono local, permitiéndole realizar llamadas y enviar mensajes de texto.

Antes de irse, use su cómoda Wi-Fi hogareña para descargar algunas aplicaciones antes de su viaje, y busque en la App Store de iTunes o en Google Play algún navegador que no consuma muchos datos, como Opera Mini o TextOnly. Estos navegadores móviles especializados comprimen las páginas y solo muestran la información esencial para recortar el uso de datos. De la misma forma, busque aplicaciones que ahorren datos y use los ajustes de su teléfono para limitar las aplicaciones que consuman muchos datos, o elimínelas.

Deshabilitar las actualizaciones automáticas

Mientras viaja, cambie los ajustes de su smartphone o tablet para prevenir las actualizaciones automáticas, restringir los datos en segundo plano, y limitar el uso de sus aplicaciones para reducir el consumo de batería. Deshabilite los principales culpables, como el email y las notificaciones push, que puede restringir para que solo se activen con Wi-Fi.

Sin importar qué tan vibrantes se vean los Champs-Elysees en ese momento, evite la tentación de subir fotos o videos a menos que se encuentre conectado a una Wi-Fi libre. Su video en HD puede costarle unos cientos de megabytes de datos, y un buen dinero.

Adoptar el modo avión

Dependiendo del plan de su servicio, los datos por lo general significan dinero. Siempre que sea posible, pase su dispositivo a modo avión y, cuando lo necesite, conéctelo solamente a redes Wi-Fi locales para evitar consumir su plan de datos o afrontar cargos por exceso de consumo cuando vuelva a su hogar. Esto es particularmente importante cuando se buscan direcciones: las aplicaciones de mapas consumen grandes cantidades de datos si no están conectadas a una red Wi-Fi mientras se las usa.

Puede encontrar Wi-Fi gratuitas en cafeterías, restaurantes, bares, librerías y otros espacios públicos (sin embargo, evite enviar información sensible, como cuentas bancarias, en estas redes públicas). También puede mantener bajo el costo de las llamadas telefónicas si utiliza aplicaciones de mensajería como Skype, WhatsApp o Viber para mantenerse conectado sin incurrir en sus límites de minutos o SMS.

Deje su teléfono

Si está invirtiendo tiempo y dinero en un viaje internacional, aléjese de la pantalla y empápese de la cultura local. Es una forma a prueba de tontos para mejorar su viaje y mantener los cargos extra por consumo de datos al mínimo.

Cuando tenga que conectarse obligatoriamente, recorte su consumo de datos y dependa lo máximo posible en Wi-Fi. Hacerlo implica volver a poner dinero en su fondo de vacaciones, y probablemente disfrutará ese snorkel extra un poco más que descargar otra presentación de diapositivas que le envió su jefe.

We Recommend