text.skipToContent text.skipToNavigation

Consejos Wi-Fi para cuando estás de viaje

Wi-Fi travel tips

 

Ya en 2014 la organización Wi-Fi Alliance anunció que alrededor de un 71 % de las comunicaciones móviles se producen sobre red Wi-Fi: un aluvión de FaceTime, e-mails y Snapchats. Cuando viajas es difícil despegarse de tu teléfono y si no planificas adecuadamente su uso corres el riesgo de sufrir el susto de tu vida cuando recibas la factura telefónica. A continuación, te presentamos algunos consejos para que controles los costes cuando utilizas tu teléfono en el extranjero.

Adquiere un plan de uso en el extranjero

Antes de partir ponte en contacto con tu proveedor de servicio para asegurarte de que el teléfono funciona en el extranjero, preguntar sobre las tarifas específicas en relación al país que vas a visitar (ya sea dentro o fuera de la Unión Europea) y, si fuese necesario, contratar algún paquete de servicio específico para uso internacional. Consulta las ofertas disponibles para mensajes de texto internacionales gratuitos, facturación de llamadas por minuto o paquetes de datos fijos de varios gigas para su uso en el extranjero. Si contratar un paquete de telefonía en el extranjero no es una opción o su coste no se ajusta a tu presupuesto entérate exactamente de cuáles son las tarifas por minuto si aceptas una llamada fuera del país. Asimismo, apaga la itinerancia de datos (roaming) del teléfono tan pronto como llegues a tu destino.

Tarjetas SIM y aplicaciones

Si has cambiado la configuración de tu teléfono para autorizar a otros proveedores de servicio distintos (si lo has «liberado») adquiere una tarjeta SIM local cuando llegues al aeropuerto. Al cambiar la tarjeta SIM estarás de hecho cambiando a un número local de teléfono desde el que podrás hacer llamadas y enviar mensajes de texto.

Antes de salir utiliza tu Wi-Fi doméstica para hacer todos los preparativos y bajar todas las aplicaciones que vas a necesitar durante el viaje. Busca en iTunes, App Store y en Google Play un explorador que sea eficiente con el uso de datos (Opera Mini o TextOnly). Estos exploradores especializados para dispositivos móviles comprimen las páginas y solo muestran la información más básica para reducir el consumo de datos. Igualmente, busca aplicaciones que ahorren en el consumo de datos y haga uso de los ajustes de su dispositivo para limitar aquellas aplicaciones que consuman muchos datos (o bórralas para el viaje).

Deshabilita las actualizaciones automáticas

Mientras viajas cambia manualmente los ajustes de su smartphone o tableta para prevenir las actualizaciones automáticas, restringe los datos en segundo plano y limita el uso de aplicaciones para reducir el consumo de batería. Deshabilita aquellas funciones más responsables de un alto consumo de datos como las notificaciones push por e-mail, que puede limitar solo cuando tengas Wi-Fi.

No te dejes deslumbrar por la belleza de los Campos Elíseos y evita subir fotos o vídeos a internet a no ser que estés conectado por Wi-Fi. Ese vídeo en HD puede consumir cientos de megabytes de datos, con los gastos que estos acarrea.

Utiliza el modo avión

Dependiendo del contrato de datos que tengas el uso de datos cuando se conecta a internet se traduce es gastos adicionales a final de mes. Siempre que te resulte posible, fija tu dispositivo en el modo avión y cuando lo necesites conéctate solo a redes Wi-Fi para evitar consumir todos los datos de su paquete o incurrir en gastos adicionales cuando estás fuera. Esto es especialmente importante cuando consultas los mapas o direcciones, este tipo de aplicaciones consumes grandes cantidades de datos si no las utilizas estando conectado por Wi-Fi.

Podrás encontrar redes Wi-Fi gratuitas en bares, restaurantes, bibliotecas y otros espacios públicos (sin embargo, no es recomendable utilizar estas redes para llevar a cabo operaciones con información delicada como transferencias bancarias). También puedes ahorrar en el coste de las llamadas usando aplicaciones de mensajería como Skype, WhatsApp o Viber para no perder el contacto sin tener que agotar tus minutos de llamadas o mensajes sms.

Dale un descanso a tu teléfono

Olvídate del teléfono durante las vacaciones y disfruta de las experiencias y culturas que tienes a tu disposición. Es la una manera perfecta de sacar todo el provecho a tu viaje y de mantener los costes adicionales de consumo de datos al mínimo.

Cuando no tengas más remedio que usar el teléfono intenta utilizarlo siempre con redes Wi-Fi. Al hacerlo estarás ahorrándote un dinero que podrás gastarte en otras cosas en las vacaciones. Seguro que disfrutas mucho más de un curso de submarinismo que de descargarte la última presentación de tu jefe.

We Recommend