text.skipToContent text.skipToNavigation

¿Hora de cortar los cables? ¿Está tu red Wi-Fi a la altura del desafío?

Cut The Cable Cord

Con tanto contenido original accesible por servicios de streaming como Netflix, Wuaki y Amazon los tiempos de depender de una suscripción de cable o satélite han llegado a su fin. Piensa más bien en dejar atrás esas costosas y arcaicas opciones y en adentrarte en el excitante mundo de la reproducción de contenido multimedia por streaming, tu bolsillo te lo agradecerá. A continuación te vamos a explicar los primeros pasos para romper estas cadenas y disfrutar de libertad total de elección como usuario:

Actualiza tu router

Una vez tomada la decisión en firme de cortar por lo sano con tu servicio de televisión por cable o satélite tu conexión de internet doméstica se convertirá en la llave para la diversión familiar. Para disfrutar de la reproducción por streaming más fiable es posible que tengas que actualizar el router Wi-Fi (especialmente si tiene más de tres años). Si en tu hogar suele haber varios usuarios reproduciendo por streaming de forma simultánea piensa en adquirir un router MU-MIMO. Los routers más antiguos transmiten datos a sus dispositivos Wi-Fi uno a uno, lo que provoca tiempos de carga del búfer cuando se producen interrupciones en la conexión. Por el contrario los routers MU-MIMO envían flujos de ancho de banda dedicados a múltiples dispositivos a la vez por lo que se evitan estas interrupciones de la conexión.

Mide la velocidad de tu conexión a internet

Una vez que te hayas asegurado de que el router puede gestionar los mayores volúmenes de datos necesarios debes verificar que tu ISP (proveedor de servicios de internet) te suministra el ancho de banda suficiente para tus necesidades. Los vídeos de alta calidad son actividades de red muy intensas: Neflix recomienda 5 megabits por segundo para calidad HD y 25 Mbps para Ultra HD. Es posible que tengas que ampliar tu suscripción para obtener las velocidades de internet necesarias para poder reproducir el contenido en HD y Ultra HD.

Puliendo los detalles para optimizar tu red

Si tu suscripción de internet es lo suficientemente potente pero la televisión no deja de cargar en el búfer un extensor de red puede ser la solución perfecta que necesitas. Un extensor amplificará la señal Wi-Fi del router y la retransmitirá a aquellas áreas donde esta es débil o inexistente. Además de llevar la señal reforzada a la televisión del salón un extensor de red puede también amplificarla para potenciar la cobertura en la piscina, garaje y otras zonas del hogar donde de otro modo no habría una conexión consistente. Para obtener los mejores resultados posiciona el extensor de red a mitad de camino entre el router y el dispositivo que deseas conectar a este.

El cable como refuerzo de tu Wi-Fi

Una plétora de factores pueden afectar la potencia de la señal Wi-Fi, por ejemplo la distancia con el router o las interferencias producidas por otros dispositivos electrónicos. Si percibes que tu conexión a internet es más lenta de lo que debería es posible mejorarla conectando un cable Ethernet al router en vez de depender enteramente de la conexión inalámbrica. Y no, esto no implica necesariamente cambiar el cableado de la casa o tener que instalar un montón de cables Cat 6 feísimos en el salón. Una alternativa es comprar un par de adaptadores powerline que se enchufan en las tomas de corriente de la casa y usan la instalación eléctrica existente para transferir datos.

We Recommend