text.skipToContent text.skipToNavigation

Cómo obtener el mejor rendimiento de una televisión Ultra HD 4K

How To Get The Best Performance Out Of Your 4k TV

 

En lo relativo a la claridad y nitidez 4K ofrece beneficios reales, con una resolución de 3840 x 2160 píxeles, al cuadriplicar la densidad de píxeles de la resolución HD estándar (1080p). Lógicamente más detalle conlleva también más datos. Ya que la tecnología 4K suministra unas imágenes con una resolución mucho mayor los servicios de streaming requieren de mucho más ancho de banda para poder transmitir películas o series de televisión sin que los tiempos de carga arruinen la experiencia cinéfila. Para que la reproducción por streaming funcione de forma fluida necesitarás una conexión de banda ancha apropiada entre el ISP (proveedor de servicios de internet) y el router.

DSL vs. banda ancha

Cada día que pasa el catálogo de películas en 4K se agranda, Netflix y Amazon producen ya su contenido en Ultra HD, e incluso YouTube está aumentando la resolución en la que se pueden subir y reproducir vídeos. Para aprovechar este nuevo estándar es necesario que tu red Wi-Fi doméstica sea lo suficientemente potente.

Las redes basadas en DSL o líneas ordinarias de teléfono alcanzan de media unos 5 megabits por segundo (Mbps), unas velocidades insuficientes para poder disfrutar de una experiencia de visualización libre de tiempos de carga. Para garantizar que cuentas con el ancho de banda suficiente para ver vídeo en 4K (con HDR) necesitarás un servicio de internet por cable o fibra óptica.

La mayoría de televisiones 4K vienen de fábrica ya con la funcionalidad Smart TV, lo que quiere decir que están listas para conectarse a internet. Los proveedores de servicios de internet ofrecen distintas tarifas acorde a las velocidades Wi-Fi y las más altas pueden llegar a 300 Mbps. Como regla general: cuanto más alto sea el valor de Mbps que tu red puede alcanzar más estable será esta para todo tu hogar. Al igual que cualquier otra familia actual usual es muy posible que en su casa haya 8 o más dispositivos que hacen uso de la red de forma simultánea. Más razón para contar con una red Wi-Fi estable.

4K necesita el canal de 5 GHz

La señal Wi-Fi viaja en distintas frecuencias denominadas bandas de radio; los routers antiguos solo canalizan los datos en una única banda. Actualmente los routers de doble banda utilizan dos bandas (frecuencias de 2,4 y 5 GHz) y los routers de triple banda añaden una tercera banda de funcionamiento (otra banda adicional de 5 GHz).

En la banda de frecuencia de 2,4 GHz cada dispositivo cercano compite para conseguir una porción del ancho de banda: routers en la inmediaciones, dispositivos Bluetooth, electrodomésticos e incluso los monitores de bebé. Es un verdadero atasco de datos. Ahora,imagina que se construyen nuevas vías de transferencia completamente abiertas y con mucha capacidad para que los datos puedan canalizarse. Las frecuencias de 5 GHz ofrecen una transmisión de datos mucho más rápida que su homónimas de 2,4 GHz. Cada frecuencia de 5 GHz cuenta con 23 canales independientes, en contraste con los 3 que tienen las de 2,4 GHz. Son compatibles además con un número mayor de estándares de transmisión de datos a gran velocidad (como AC de nueva generación, también conocida como MU-MIMO) y con la tecnología beamforming que potencia la señal inalámbrica. Como te puedes imaginar todo esto permite un rendimiento muchísimo más rápido.

Para aquellos usuarios de redes Wi-Fi de uso moderado los routers de doble banda suponen una buena alternativa, incluso para reproducción por streaming de contenido 4K. Pero si tienes varios compañeros de piso o una familia con muchos miembros, especialmente si hablamos de personas jóvenes que viven siempre conectados a internet con sus smartphones, los dispositivos de triple banda ayudan a garantizar que ningún usuario de la Wi-Fi sufre degradación ninguna en el rendimiento cuando otros usuarios se conectan a la red.

MU-MIMO y televisión 4K (HDR)

Si tienes una televisión 4K la conexión que mejor te viene es una de múltiple usuario, múltiple entrada y múltiple salida (MU-MIMO). Una manera sencilla de explicar el porqué es que los routers tradicionales envían y reciben información con un solo dispositivo cada vez, canalizando datos en dos direcciones de manera alternante. Aunque estos agujeros en la conexión son minúsculos, de tan solo unos milisegundos, causan lo que conocemos como tiempo de carga (búfering), una inconveniencia muy conocida entre los usuarios que reproducen vídeo por streaming. Los routers MU-MIMO se comunican de forma simultánea con múltiples dispositivos y esto hace que la conexión sea mucho más estable. Para una actividad tan exigente de ancho de banda como la reproducción de vídeo en Ultra HD y HDR una solución perfecta para tus necesidades podría ser un router AC de nueva generación (MU-MIMO). Así podrás asegurarte de que cuando tus hijos juegan a League of Legends en su habitación y tú ves una serie en Netflix la resolución nunca bajará de 4K.

We Recommend