text.skipToContent text.skipToNavigation

¿Qué es el Ethernet?

¿Qué es Ethernet?

Técnicamente hablando el Institute of Electrical and Electronics Engineers (IEEE) define Ethernet como el protocolo 802.3. Por supuesto, «Ethernet» es un termino mucho más sencillo de decir y posiblemente lo hayas visto ya decenas de veces por todo internet.

Aparte de la terminología específica, Ethernet se refiere simplemente al tipo más común de red de área local (LAN) utilizada hoy en día. Una LAN, en contraste con una WAN (Wide Area Network) que se extiende por un área geográfica más grande, es una red de ordenadores conectados en una zona determinada no muy amplia (como una oficina, el campus de una universidad o incluso una casa particular). Es posible que estés leyendo esto estando conectado a una.

Lo que Ethernet no es en absoluto es una conexión inalámbrica. En un mundo donde la conectividad Wi-Fi parece ser lo que define nuestras vidas conectadas te puedes estar preguntando: a estas alturas ¿incluyen o deben incluir los portátiles modernos un puerto Ethernet? Tanto los usuarios avanzados de redes profesionales como los amantes de los videojuegos en línea te responderán con un rotundo «sí, por supuesto que deben incluirlo». Y te vamos a explicar a continuación el porqué.

Ethernet: velocidades, cables e instalación

Debido a que Ethernet ha existido ya desde principios de los años 70 las primeras velocidades solo alcanzaban los 10 megabits por segundo (Mbps). Posteriormente llegaría Fast Ethernet que elevaría esas tasas hasta los 100 Mbps y actualmente contamos con Gigabit Ethernet, que alcanza los 1000 Mbps. Aunque en este momento su uso está limitado a un puñado de empresas punteras de tecnología el nuevo estándar 10 Gigabit Ethernet (velocidades de hasta 10000 Mbps) ya está en camino.

Al ser un protocolo de conexión por cable el tipo de cable Ethernet que uses tienen mucha relevancia para su rendimiento. Los tipos de cables Ethernet más comunes son los Categoría 5 (o CAT5). Estos admiten tanto el estándar antiguo como el de Fast Ethernet mientras que los cables de Categoría 5e y Categoría 6 (CAT5e y CAT6) pueden operar con Gigabit y 10 Gigabit Ethernet respectivamente.

Estos cables se conectan entre tu módem o módem router (puerta de enlace) a los puertos Ethernet en tus dispositivos habilitados con conexión a internet, como ordenadores, portátiles o televisiones Smart TV. Si tu dispositivo no tiene un puerto Ethernet integrado es posible que tengas que usar un adaptador de USB a Ethernet.

Ethernet vs. Wi-Fi: las ventajas

Estabilidad de la señal

Aunque instalar una red LAN por cable es un poco más caro y complicado que una WLAN (red inalámbrica de área local) ofrece algunas ventajas indiscutibles. Para empezar, la señales Wi-Fi se transmiten a través de radiofrecuencias. Si alguna vez has pasado por un túnel mientras escuchabas la radio del coche o has oído la señal de la radio del vecino en el equipo de música de casa sabrás perfectamente que las ondas de radio son muy susceptibles de sufrir interferencias. Las redes Wi-Fi son igualmente sensibles.

Con las conexiones por cable Ethernet las interferencias no suponen un problema en absoluto. Y como muchísimas cosas en tu entorno pueden causar interferencias, desde las señales Wi-Fi de tu vecino, tu microondas o unos auriculares inalámbricos, esta ventaja puede ser realmente determinante. Sin interferencias tu conexión de internet es menos sensible a sufrir bajadas de velocidad, desconexiones o conexiones intermitentes. Esto es crítico cuando estás transfiriendo archivos multimedia de gran tamaño a un cliente (o compitiendo en un torneo de Call of Duty).

Similarmente los muros de tu casa no causarán limitaciones de alcance en la red Ethernet ya que cada dispositivo está conectado por cable, por lo que no tendrás que dividir tu ancho de banda entre el portátil y tu PS4.

Flexibilidad y seguridad

Aunque estés usando cables con Ethernet aún cuentas con la flexibilidad de transferir datos a una distancia de hasta 100 metros de tu módem o router. Como la mayoría de routers están provistos de puertos Ethernet no es muy difícil cambiar tu instalación en casa. Incluso puedes optar por una solución intermedia y solo conectar por cables tu consola o PC de videojuegos mientras que dejas tu tablet y tu teléfonos conectados a la señal Wi-Fi.

Para los usuarios más orientados al uso profesional el control y la seguridad que Ethernet ofrece no tiene rival. Con una conexión física puedes mantener el control en todo momento sobre quien está conectado a tu red. Esto no solo alivia la carga de tráfico de datos para tus usuarios sino que además previene las indeseables violaciones de seguridad (que también pueden ser peligrosas y costosas). Con las redes Wi-Fi llegando más allá de los límites físicos de tu oficina la red WLAN de tu empresa queda más expuesta a peligros potenciales.

Ethernet vs. Wi-Fi: las desventajas

Wi-Fi tiene buena reputación por su fácil accesibilidad y hay que decir que es totalmente merecida. Cuando usas WLAN básicamente lo único que te hace falta es un módem router barato para echar a andar tu red.

Coste

Cuando mayor y más compleja sea tu red LAN por cable mayores serán los costes. Si lo único que tienes que conectar es un cable Ethernet a tu Xbox One tus costes se limitarán a la compra de dicho cable. Pero si tienes una pequeña empresa en la que quieres implantar una red privada segura y estable necesitarás módems, firewalls, switches y probablemente una instalación profesional. Cada estación de trabajo que incluyas en la red incrementará los costes por lo que la inversión inicial puede ser bastante notable.

Puertos disponibles

¿Recuerdas el adaptador de USB a Ethernet que mencionamos antes? Esto también es algo a considerar. Aunque la mayoría de ordenadores de escritorio, portátiles, televisiones Smart TV y reproductores de Blu-ray vienen equipados con puertos Ethernet todavía existen muchos que no ofrecen esta posibilidad. Para los aficionados a los videojuegos la situación varía ya que algunas consolas traen estos puertos de serie, la Xbox One, pero otras no (como la Wii U que requiere de un adaptador Wii WAN específico alimentado por USB).

Movilidad

Asimismo, si solo usas una red Ethernet perderás algo de movilidad porque muchos dispositivos móviles actuales solo traen de serie la opción de conectividad por red Wi-Fi (smartphones, netbooks, tablets, lectores electrónicos y consolas de videojuegos portátiles). Los puertos Ethernet son grandes y es muy difícil incluir uno en este tipo de dispositivos que cada vez son más finos y compactos. Es por esto por lo que la mayoría de instalaciones LAN incluyen, en mayor o menor medida, algunas opciones de conectividad Wi-Fi. Y si lo que te interesa es la velocidad los estándares 802.11ac incluidos en los routers Wi-Fi de doble banda y tribanda pueden alcanzar unas velocidades máximas de 1,3 gigabits por segundo (Gbps). No obstante, esto es en teoría porque las velocidades reales de tanto la red Wi-Fi como de la Ethernet estarán limitadas por otros factores, como la velocidad que tienes contratada con tu proveedor de servicios de internet.

¿Conexión por cable o por Wi-Fi?

Al final la decisión de cambiar o no a una red Ethernet dependerá de tus necesidades, preferencias y presupuesto. Para la mayoría de hogares que usan internet para la reproducción por streaming de contenido en HD, la exploración web en Chromebook o para sesiones de juego de Candy Crush en un smartphone, un router Wi-Fi de doble banda es más que suficiente. No obstante, si eres un ávido aficionado de los videojuegos y te gusta competir en línea o tienes una pequeña empresa en la que estabilidad de la red es muy importante para su rentabilidad una cosa está muy clara: la Wi-Fi no ha sustituido completamente a las conexiones por cables.