text.skipToContent text.skipToNavigation

Las ventajas de las soluciones de punto de acceso autónomas

What are the advantages of a controllerless access point?

 

A la vez que su pyme crece, crece igualmente el número de sus empleados y clientes. Esto se traduce en un número mayor de dispositivos conectándose de forma simultánea a su red Wi-Fi. No es necesario ser un experto en redes para instalar en una red uno o dos puntos de acceso para aumentar la potencia de su señal inalámbrica. No obstante, la gestión de varios puntos de acceso lleva mucho tiempo y es cara si no sabe como precisión qué recursos tiene a su disposición.

Hay tres maneras de gestionar múltiples puntos de acceso: acceso directo, controladores por hardware y clústering autónomo de puntos de acceso. Para la mayoría de pymes en expansión los clústeres de puntos de acceso son la opción más eficiente.

Acceso directo

La configuración manual de los puntos de acceso usando un acceso directo es una buena opción cuando el número de puntos de acceso a gestionar es limitado. Con el acceso directo podrá gestionar un punto de acceso simplemente introduciendo su dirección IP en un explorador web en una tablet u ordenador cualquiera que se encuentre en la misma red. Desde la herramienta web del punto de acceso podrá iniciar el asistente de instalación o especificar los valores de configuración de forma manual. Algunos ejemplos de posibles modificaciones de la configuración incluyen restaurar la contraseña, especificar los valores de encriptación o distribuir el acceso de usuarios según sus nombres.

Controladores por hardware

Instalar un controlador Wi-Fi por hardware es el enfoque que se adopta muy a menudo en el caso de redes profesionales de gran tamaño. El controlador se instala en una sala de servidor y un administrador de red cualificado configura de una vez miles de puntos de acceso.

Sin embargo, esta solución rara vez será apropiada para aquellas redes de tamaño medio o pequeño. No solo es el coste del hardware muy alto sino que además requiere la adquisición de licencias de software para uno de los puntos de acceso.

Clústering

El tercer (y más simple) método para gestionar múltiples puntos de acceso es uno proceso denominado clústering. Una vez que haya instalado y configurado el primer punto de acceso esos ajustes serán automáticamente transferidos a los demás puntos de acceso en el clúster. Si posteriormente necesita realizar cambios a los mismos solo tendrá que modificar un único punto de acceso para que esos cambios se apliquen al grupo completo.

El único pero con el proceso de clústering es que los puntos de acceso deben estar conectados por cable a la red, normalmente por Gigabit Ethernet. Esta es una práctica estándar para múltiples puntos de acceso, ya estén agrupados en clúster o no, ya que permite la instalación de actualizaciones de firmware sin deshabilitar la red en su totalidad.

Ventajas del clústering para las pymes

El clústering de puntos de acceso es la solución obvia para la mayoría de pymes y muchas redes corporativas. El clústering no requiere de grandes inversiones en controladores, licencias de software o profesionales altamente cualificados.

Si cuenta con múltiples redes Wi-Fi o requiere de distintas configuraciones para los puntos de acceso de una misma subred tiene la opción de instalar clústeres adicionales. Por ejemplo, un clúster de puntos de acceso puede facilitar el acceso de invitados mientras que otro clúster hace lo propio solo con los empleados.

¿Por qué elegir el clústering?

El clústering de puntos de acceso autónomos tiene dos grandes ventajas: simplicidad y rentabilidad. Si puede instalar y gestionar un único router Wi-Fi tendrá la posibilidad de configurar decenas de puntos de acceso rápida y eficientemente, sin necesidad de ninguna formación técnica y sin los costes que conlleva contratar a un profesional para llevar a cabo la instalación y gestión.

We Recommend