text.skipToContent text.skipToNavigation

¿Qué es un extensor de red?

What is a Range Extender?

 

Todos lo hemos sufrido alguna vez, un segundo estás viendo por streaming una serie, jugando online o hablando por FaceTime sin problema alguno y al segundo siguiente la conexión se interrumpe al pasar por una zona son cobertura inalámbrica. En cualquier otra habitación la señal Wi-Fi es fuerte pero por alguna razón esta no llega en la que estás. Si lo has probado todo para solucionar este problema y sigues sufriendo de interrupciones y señales débiles un extensor de red puede ser el revulsivo que necesitas para amplificar la señal Wi-Fi.

¿Cómo funciona un extensor de red?

Un extensor de red es un dispositivo que actúa como un repetidor de señal ya que coge la señal del router y la vuelve a transmitir para expandir la cobertura de este. Funciona como un puente, capturando la señal Wi-Fi del router y volviéndola a emitir a las áreas donde la señal es débil o directamente inexistente. Piensa en términos futbolísticos, como si el router fuese el portero de un equipo cuya responsabilidad es la de sacar de portería para que la pelota termine llegando a los delanteros. Un extensor de red WI-Fi es como un centrocampista situado entre ambos, esperando para coger la bola y pasarla a los delanteros.

En todo caso es importante que tengas en cuenta los ajustes de configuración de tu dispositivo cuando utilices un extensor de red. Es posible que no seas consciente de ello pero la verdad es que tu dispositivo Wi-Fi permanece siempre conectado al router hasta que lo cambies manualmente a la red del extensor de red, incluso si este está ubicado más cerca del dispositivo que el mismo router. Los avances en tecnología de amplificación de red (como por ejemplo el Linksys RE7000) facilitarán que en el futuro este proceso sea automático y la conmutación se produzca sin que el usuario tenga que hacer nada.

Instalación de un extensor de red

Un extensor de red es muy sencillo de instalar y se puede dejar listo en un abrir y cerrar de ojos. Tan fácil como enchufarlo, presionar el botón WPS en el router y el extensor y ¡tachán! Ya estás listo para conectarte a internet. Coloca el extensor allí donde la cobertura inalámbrica es robusta pero no demasiado cerca del router porque sino no conseguirás ninguna mejora sustancial sobre el alcance que el router ya proporciona.

Usualmente, la mejor opción es emplazar el extensor a medio camino entre el router y el dispositivo que deseas conectar a internet. Sin embargo, es posible que tengas que experimentar probando distintas ubicaciones de instalación para obtener la conexión deseada. Los extensores de red sufren la mismas interferencias que los routers Wi-Fi, así que evita obstáculos como paredes de cemento, objetos de metal y las microondas. Muchos extensores de red incluyen software que puede solucionar las dudas sobre el emplazamiento, por ejemplo la tecnología Linksys Spot Finder ofrece una guía visual en tres pasos para encontrar la ubicación de instalación perfecta.

Extiende aún más la señal inalámbrica

Diagram showing range extension

Además de cubrir las zonas sin cobertura en tu hogar u oficina un extensor de red puede potenciar la señal Wi-Fi a lugares tan dispares como un patio interior, el garaje o el sótano. ¿Por qué no ver el partido de fútbol en la piscina usando una tableta? Otra opción es ver un tutorial en YouTube sobre cómo cambiar el suelo de madera laminado del sótano. ¿Tienes un sistema inteligente de acceso al garaje? Un extensor puede igualmente amplificar la señal del mando de apertura del garaje para que puedas abrir la puerta usando tu smartphone. Sencillamente posiciona el extensor de red a medio camino entre el router y la zona que deseas cubrir. Para una cobertura máxima coloca dos extensores de red en ambos lados del router para triplicar la cobertura de su red Wi-Fi.

Seleccionando el extensor de red adecuado

Los extensores de red ofrecen una gran solución para los problemas de cobertura Wi-Fi, siempre y cuando se ajusten bien a las especificaciones técnicas del router. Aunque un extensor de alcance funcionará siempre de todas maneras con un router Wi-Fi cuyo rendimiento sea distinto al del extensor no mejorará las capacidades del router. No tiene mucho sentido comprar un extensor caro con muchas funcionalidades que no podrás utilizar adecuadamente con tu router antiguo. Similarmente si el router es capaz de funcionar a frecuencias más altas no es buena idea adquirir un extensor con estándares Wi-Fi limitados. La única excepción a esta regla es si decides adquirir un extensor avanzado pensando en el futuro (por ejemplo, uno con tecnología Wireless-AC) y con la intención de cambiar tu router posteriormente.

We Recommend