Solución de problemas para el WiFi en casa

Hay varios factores que pueden provocar problemas de conectividad en la red WiFi doméstica. No hay razón para frustrarse. Linksys le ayudará a identificar rápidamente los problemas más comunes y le brindará soluciones rápidas.
 
A continuación se presentan algunas situaciones comunes, junto con los pasos a seguir para determinar las causas y se proporcionan soluciones para cada una de ellas. Siga al pie de la letra los pasos que le indicamos para restablecer el correcto funcionamiento de su red.
 
Antes de seguir leyendo, intente realizar estos dos sencillos pasos:
 
1. Apague y encienda de nuevo su router/nodos: En algunos casos, un simple apagado y encendido del router y de los nodos puede resolver los problemas de conectividad. Desenchufe el cable de alimentación, espere unos 30 segundos y vuelva a enchufarlo. La luz del router parpadeará mientras se reinicia. Espere aproximadamente un minuto para que el router se reinicie y vuelva a restablecer la conexión. La luz se encenderá cuando esté listo.
2. Reinicie el módem: Reiniciar el módem también puede contribuir a solucionar algunos de los problemas de conexión a Internet. Desconecte el cable de alimentación durante unos 2 minutos antes de volver a conectarlo. Dependiendo del modelo de su módem, puede tardar unos minutos en volver a conectarse.

 
¿Qué hacer en caso de que no se detecte su red WiFi?
 
¿Necesita ayuda para encontrar su red WiFi doméstica? ¿No puede localizar su red?

1. Verifique que su router está encendido correctamente: Revise la conexión de la alimentación en la parte de atrás del dispositivo. Una luz indicadora blanca o azul fija significa que el dispositivo está conectado y listo para ser utilizado. Alguien pudo haber desenchufado en forma accidental la alimentación del router o de los nodos.
 
Si aún no puede ver la red WiFi, proceda con el siguiente paso.
 
2. Apague y encienda de nuevo el router: A veces, un rápido apagado y encendido del router puede resolver los problemas de conectividad. Desenchufe el cable de alimentación, espere unos 30 segundos y vuelva a enchufarlo. La luz del router parpadeará mientras se reinicia. Permita que transcurra aproximadamente un minuto hasta que el router se reinicie por completo y vuelva a conectarse. La luz permanecerá encendida una vez que esté listo. 
 
3. Determinar si se trata de un problema del propio dispositivo: Verifique si los demás dispositivos WiFi en su hogar pueden conectarse a la red WiFi. Si es así, olvide en el dispositivo con el que tiene problemas la red. Vuelva a buscar su red WiFi en el dispositivo y conéctese de nuevo introduciendo la contraseña. Una vez que se haya conectado, realice una prueba de velocidad para verificar que ha vuelto a la normalidad.
 
4. Guardar la distancia correcta al enrutador: Si no le es posible ver la red WiFi en el dispositivo, asegúrese de que se encuentra a la vista de su nodo.
 
5. Verificar el firmware más reciente: Las actualizaciones de firmware solucionan los errores que afectan a los enrutadores. Revise la versión del firmware y considere la posibilidad de realizar una actualización.
 
6. Reiniciar el enrutador: Considere reiniciar el equipo y comprobar si después se detecta el SSID predeterminado.

¿Mi WiFi está más lento de lo normal en toda la red?
 
Consejos para corregir una red doméstica lenta.
 
Puede resultar muy frustrante que toda la red WiFi funcione con lentitud. Aquí tienes una guía de solución de problemas paso a paso que te ayudará a restablecer la velocidad. Y recuerda, si sigues teniendo problemas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que te ayudemos!
 
1. Revise su dispositivo: Primero hay que determinar si la lentitud se limita a un único dispositivo. Si es así, una solución rápida podría ser tan simple como apagar y volver a encender el WiFi o reiniciar el dispositivo.
 
Si ya probaste el paso anterior y el WiFi sigue lento en tus dispositivos, sigue leyendo para obtener más consejos.
 
2. Realice una prueba de velocidad: Haga una prueba de velocidad en su ordenador o teléfono inteligente utilizando un servicio confiable como Speedtest.net o fast.com. Realice la prueba desde distintos lugares en su hogar, incluso junto a su router principal. Compare los resultados con lo que suele esperar de su proveedor de servicios de Internet (ISP). Si las velocidades son sistemáticamente bajas (un solo dígito) y están por debajo de lo que pagas, ponte en contacto con tu proveedor para asegurarte de que tu paquete de servicios es el correcto o para informar de cualquier problema del lado de ellos.
 
Continúe con nuestros pasos de solución de problemas si su velocidad de Internet sigue siendo lenta, es decir, si funciona con valores de un solo dígito o no tiene conexión a Internet.
 
3. Apague y encienda de nuevo su enrutador/nodos: A veces, un rápido apagado y encendido del router puede resolver los problemas de conectividad. Desenchufe el cable de alimentación, espere unos 30 segundos y vuelva a enchufarlo. La luz del router parpadeará mientras se reinicia. Permita que transcurra aproximadamente un minuto hasta que el router se reinicie por completo y vuelva a conectarse. La luz permanecerá encendida una vez que esté listo.
 
4. Reinicie su módem: Al igual que con el enrutador, el reinicio del módem puede ayudar. Desconecte el cable de alimentación durante unos 2 minutos antes de volvelo a conectar. Según el modelo de su módem, puede tardar unos minutos antes de volver a conectarse a internet.
 
5. Llame a su ISP (proveedor de servicios de Internet): Si ninguno de los pasos antes mencionados resuelve el problema, es hora de ponerse en contacto con su proveedor de Internet. Su proveedor de servicios de Internet podría estar experimentando una interrupción o un problema generalizado.
 
Siempre estamos dispuestos a ayudarle! Si después de seguir los pasos anteriores su WiFi sigue lento, no dude en llamarnos.

¿Por qué el WiFi es tan lento en algunas partes de mi casa?
 
Hay dos razones principales por las que la señal WiFi se debilita o se vuelve inestable.
 
  • Interferencias en el WiFi: Esto puede ser causado por el WiFi de su vecino, hornos microondas, teléfonos inalámbricos, dispositivos Bluetooth® y monitores para bebés.
  • Señal débil u obstáculos: Esto puede deberse a la distancia que hay desde el enrutador o los nodos; paredes y techos gruesos; materiales de construcción (como muros de hormigón); u obstáculos como espejos, cristales, muebles, árboles de Navidad, peceras u objetos metálicos.
Aquí se muestra un desglose de los consejos para la solución de problemas, empezando por las soluciones más sencillas que usted mismo puede probar hasta llegar a las más complejas:

1. Empiece revisando su dispositivo para determinar si la reducción de velocidad se limita a un único dispositivo: Si ese es el caso, una solución rápida puede ser tan sencilla como apagar y volver a encender el WiFi o reiniciar el dispositivo.
 
Si ha realizado el paso anterior y su WiFi sigue siendo lento, continúe leyendo para obtener más consejos!
 
2. Realice una prueba de velocidad: Haga una prueba de velocidad en su ordenador o teléfono inteligente utilizando un servicio confiable como Speedtest.net o fast.com. Realice la prueba desde distintos lugares en su hogar, incluso junto a su router principal. Compare los resultados con lo que suele esperar de su proveedor de servicios de Internet (ISP). Si las velocidades son sistemáticamente bajas (un solo dígito) y están por debajo de lo que pagas, ponte en contacto con tu proveedor para asegurarte de que tu paquete de servicios es el correcto o para informar de cualquier problema del lado de ellos.
 
3. Apague y encienda de nuevo su enrutador: A veces, un rápido apagado y encendido del router puede resolver los problemas de conectividad. Desenchufe el cable de alimentación, espere unos 30 segundos y vuelva a enchufarlo. La luz del router parpadeará mientras se reinicia. Permita que transcurra aproximadamente un minuto hasta que el router se reinicie por completo y vuelva a conectarse. La luz permanecerá encendida una vez que esté listo. 
 
4. Reubique sus nodos: Asegúrese de que el nodo que está causando el problema no está demasiado lejos de su enrutador o de otros nodos y que no haya muchas paredes gruesas obstruyendo la señal. Es mejor colocar los nodos en espacios abiertos para reducir al mínimo las interferencias entre ellos.
 
Siempre estamos dispuestos a ayudarle! Si después de seguir los pasos anteriores su WiFi sigue lento, no dude en llamarnos.

Was this support article useful?

Additional Support Questions?
Search Again